Archivo mensual: febrero 2010

Las mujeres que no amaban a las mujeres.

Me cuentan que el otro día en un curso de selección de personal  ante la pregunta de si después de contratar a una mujer, ésta se queda embarazada en el mes siguiente ¿Qué hacemos?. Aunque ya la pregunta me causa estupor, no menos me causó la respuesta de la, sí he dicho “la”, formadora, a la sazón responsable de RRHH, que impartía el curso. Su respuesta: en ese caso es más difícil despedirla.

Creo que en ese momento la cara de emoticono con la boca abierta se apoderó de varias mujeres de la sala, que replicaron que lo primero que debería plantearse es cómo conciliar y no cómo despedir. Que existen politicas de conciliación, de reducción de jornada, teletrabajo…

Resulta aún asombroso que el tema del embarazo en la selección de personal sea tema tabú, no obstante, lo que me resulta aún más deprimente es que los esquemas mentales, sobre todo de mujeres, se plantean el despido como única opción.

 Queda mucho por hacer en este sentido, queda romper moldes y saber que aquellas empresas que concilien estos valores, son las que van añadir valor a su organización, aquellas que podrán crecer y plantear nuevas formas de trabajo. Lo de la conciliación, el teletrabajo y la reducción de jornada no son nada nuevo, pero si son herramientas que tienen un uso menos extendido del que deberían.

En resumen, existen (haberlas, haylas)  “mujeres que no amen a las mujeres”  y ven en la embarazadas un obstáculo, independientemente de la valía profesional de la persona. De nada les sirve a las mujeres crecer profesionalmente, sino pueden hacerlo personalmente.

Anuncios

Los cuidadores de bonsais.

Ayer viendo la tele, una directora de RRHH hablaba de la importancia de retener el talento en la empresas sobre todo en tiempos de crisis.

Siempre he sido muy crítica con todo aquello que conlleva la gestión del talento, entiéndaseme, no quiere decir que no sea valiosa,que lo es, sino que las bondades que se predican de la misma no siempre se llevan a cabo. Baste como muestra el cuantioso número de talentos españoles diseminados a lo largo de mundo. Algo se está haciendo mal en el I+D+I, cuando buena parte de nuestros talentos corren a hacer las maletas en busca de mejores oportunidades profesionales y mejor remuneración (que todo hay que apuntarlo).

Siguiendo en la línea de la gestión del talento, me viene a la cabeza la teoría del cuidador de bonsais (cuyo copyright no es mío sino de alguien muy cercano y querido para mi), en dicha teoría aquellos personajes, personajillos y entes que pululan por la empresa (con bastón de mando incluido) bajo una pátina de saber infinito se cuidan de segar, seccionar, ningunear y menospreciar a todos aquellos talentos y emprendedores que empiecen a hacerle sombra y por ende, descubran su mediocridad. Prefieren seguir cuidando bonsais y cortando brotes, que aceptar que ellos nuncan alcanzarán a sus bonsais.

Por esto, considero que un paso previo a la gestión del talento, sería la “limpieza de cuidadores de bonsais” que no dejan crecer a los arboles ni alcanzar el camino del talento.

Parafraseando a Ana María LLopis, para hacer un buen equipo siempre hay que rodearse de gente mejor que uno.


Bienvenidos a mi blog

Cuando uno o una (nótese el tema de la igualdad) crea un blog es porque cree que tiene cosas o ideas interesantes para compartir con otros, cree que sabe algo o es experto en una o varias materias(como diría alguien que conozco, es el Dr. Liendre de todo sabe y de nada entiende), quiere hacerse notar o cumplir con los propositos de tan traído y llevado personal branding (que ya explicare algún día lo que es, de momento diré que es marca personal).

Actualmente me cuesta definir muy bien el objetivo de este blog. Si bien me gustaría expresar en él, todas mis ideas acerca de los recursos humanos, la formación, mi pequeña experiencia en estos campos y mi gusto por las nuevas tecnologías, las redes sociales y la web 2.0. ¡Casi “ná”!

Espero que sea de vuestro interés.