Cambio de ubicación

Continuar leyendo


¡Empuja la vaca!

El pasado miércoles asistí a un taller de Optimización de RRHH para Pymes en el que Teresa Bañón, nos contaba este cuento para desterrar prácticas antiguas y enfrentarnos a nuevas posibilidades que no habíamos contemplado. Ni que decir tiene que eso sólo fue el inicio de un taller muy interesante y próspero para el debate de algunas prácticas en RRHH en las PYMES, en el que Teresa nos demostró su amplio conocimiento en dichos procesos. Apuntar que este cuento puede aplicarse también a la búsqueda de empleo y a la posibilidad de explorar nuevos horizontes, por aquello de la consabida frase de. “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Un sabio paseaba por un bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió visitarlo.Durante la caminata le habló al aprendiz de la importancia de las visitas, de conocer personas y de las oportunidades de aprendizaje que tenemos de estas experiencias. Llegando al lugar constató la pobreza del sitio,  de sus habitantes, una pareja y tres hijos, malvestidos y sucios viviendo en una pobre casa de madera

Entonces se aproximó al  padre de familia y le preguntó:
- En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio tampoco, ¿cómo hacen usted y su familia para sobrevivir aquí? El señor calmadamente respondió: Amigo mío, nosotros tenemos una vaca que nos da varios litros de leche todos los días.
- Una parte del producto la vendemos o lo cambiamos por otros alimentos en la ciudad y con la otra parte producimos queso, cuajada, etc., para nuestro consumo y así es como vamos sobreviviendo.

El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento, luego se despidió y se fue. En el medio del camino, volteó hacia su fiel discípulo y le ordenó: busca la vaca, llévala al precipicio de allí enfrente y empújala al barranco.El joven espantado vio al maestro y le dijo que la vaca era el medio de subsistencia de aquella familia, pero como no obtuvo respuesta, fue a cumplir la orden. Así que, empujó la vaca por el precipicio y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en la memoria de aquel joven durante algunos años.

Un día el joven quiso regresar a aquel lugar y contarle todo a la familia, para pedirles perdón y ayudar. Y así lo hizo, y a medida que se aproximaba al lugar veía todo muy bonito, con árboles floridos, todo habitado, con una tremenda casa y algunos niños jugando en el jardín.

El joven se sintió triste y desesperado imaginando que aquella humilde familia tuviese que vender el terreno para sobrevivir, aceleró el paso y al llegar, fue recibido por un señor muy simpático, el joven preguntó por la familia que vivía allí hace unos cuatro años, el señor respondió que seguían viviendo allí.

Espantado el joven entró corriendo a la casa y confirmó que era la misma familia que visitó hace algunos años con el maestro. Elogió el lugar y le pregunto al señor (el dueño de la vaca):
- ¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?
El señor entusiasmado le respondió:
- Nosotros teníamos una vaca que cayó por el precipicio y murió, de ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos, así alcanzamos el éxito que sus ojos vislumbran ahora.

Espero que os guste ¿Habéis empujado a alguna vez a la vaca? (No literalmente…)


El mejor lugar para trabajar

Curiosamente se habla mucho de competencias, de talento, de habilidades pero poco se habla de mejorar entornos de trabajo para mejorar la productividad, la creatividad y la vinculación de los trabajadores a los proyectos empresariales.

¿Tenéis un entorno así?

¿Cómo os gustaría mejor vuestro lugar de trabajo?

¿Qué mejoras aumentarían vuestra motivación y productividad?

Si trabajas en un entorno bueno, aunque no sea Google, cuéntanos tu experiencia.

 


Foto sí, foto no, foto sí, foto no…

Mira que le he dado vueltas  a este asunto y es pregunta obligada en cada uno de los cursos de orientación laboral y en mi trabajo reestructurando CV.

¿Tengo que poner foto?

¿Todas las fotos valen?

Lo de las fotos es un capítulo aparte en la elaboración de CV, curiosamente en algunos países no se permite usar foto en los CV, se considera un signo de discriminación, cuestión no exenta de razón, cabría pensar que se selecciona a los más guapos, qué tontería ¿verdad?, si esto no pasa nunca…Dejando a un lado mi habitual ironía, a pesar de ser totalmente conciente de que esto pasa, que es un signo de discriminación y que sería conveniente que revisasemos nuestros parámetros a la hora de seleccionar y hacer eco del bonito eslogan de La Bella y la Bestia, donde la belleza está en el corazón… Voy a  hacer algunas puntualizaciones con el tema de las imagen en el CV y en las redes.

 

Cuando empezaba a estudiar RRHH y de esto hace mucho tiempo… se nos comentaba que la foto sólo se incluía cuando era demanda por la oferta en cuestión, o bien, el perfil del puesto requería una buena presencia física. Esto también sería objeto de alguna disquisición en saber exáctamente qué es para la persona que selecciona una buena presencia física.A mi parecer el incluir foto debería ser en función del puesto y sus requerimientos, sigo estando en desacuerdo en basar parte de nuestras percepciones y selecciones en el aspecto físico.

Volviendo al tema, se requería una foto hecha en estudio, en color, con un fondo blanco o en su defecto con un fondo neutro. De hecho en algunos portales de búsqueda de empleo no admiten fondos en las fodos de los candidatos. Por ello, aquellas que habían sido recortadas de una foto  de boda (aprovechando que era la única vez que se ponía el traje…)aquellas que se obtenían de la orla de graduación, algunos aprovechan para poner los apartados del CV del mismo color que la toga, todo un alarde al buen gusto…; aquellas que te habías hecho hace diez años (a veces cuesta reconocerlos cuando llegan a la entrevista…) no eran miradas con buenos ojos.

Esto era hasta ahora, pero qué pasa con las fotos que colgamos en nuestros perfiles profesionales; parece que ya no se impone el blanco impoluto, que se permiten los fondos, que lo prima es una buena expresión y apariencia. Pero esto es así, ¿o se descarta también?. Si uno se pasea por las redes obtendrá diversas fotos de los perfiles: recortadas de eventos, con trajes de boda, pixeladas, en blanco y negro, en color… de mil y una manera.

Por este amplio espectro de posibilidades me lleva a cuestionar la inserción de la foto en el CV y en las redes:

¿Debe ser la misma en ambos?

¿Puedo poner una foto con fondo en mi CV?

¿Tengo que aparecer con traje en mi foto sino me lo pongo nunca?

¿Puedo poner un avatar?

Aparte de estas otras cuestiones yo suelo puntualizar algunos aspectos:

  • Realizar la foto en un estudio profesional, no cuesta demasiado y nos ofrecen un formato digital.
  • Evitar la fotos con escotes pronunciados (no es que me esté volviendo mojigata) porque a veces dan la sensación de ir desnudos; ni tampoco fotografiarse con el torso desnundo en el caso masculino, haberlos haylos…
  • Vale que hay que ofrecer buena cara y maquillarse por aquello de evitar la palidez  de las fotos de estudio, pero no parecer un muestrario de Margaret Astor.
  • Evitar simbolos, camiseta o accesorios que delaten tendencias políticas, sociales….
  • No mimetizarse con el fondo y llevar ropa que haga contraste.

No cuento nada nuevo, pero aún me sorprende en algunos perfiles su imagen… Sinceramente creo que un CV o un perfil es algo más que una cara bonita, que deberíamos empezar a seleccionar en base a competencias y habilidades y no tanto por el aspecto físico.

Si te apetece cuéntanos tu experiencia con las fotos en el CV.

 

 


Firma invitada: IZAHARA nos habla sobre trabajar con Humanos y otras cosas llamadas Recursos Humanos.

Creamos Izahara hace no mucho. La idea era sencilla pero divertida, “deconstruir la palabra Recursos Humanos” y darle un sentido acorde con lo que nosotros pensamos sobre los mismos.

Me hace gracia pensar que hemos creado una empresa en un lugar donde la competencia es bestial, donde todo el mundo domina la Gestión de los animalitos llamados humanos y donde cualquier persona que anda por el mundo sin otros quehaceres desemboca en la gestión o labor comercial de recursos humanos como si fuera lo más fácil del mundo.

Los que nos dedicamos a esto, somos unos tipos raros, porque la dirección de la empresa piensa que tendemos a oscilar hacia los derechos de los trabajadores más que a los puramente empresariales y para estos últimos somos dirección, es decir, vivimos y cobramos genial, simplemente hacemos nóminas y encima, mal. Además de esto, somos personas que somos personal indirecto, con lo cual no producimos, con cual carne de cañón a la hora de externalizar, en tiempos que externalizados hasta el sofá de casa, si es que con ello ganamos algo…Vale si usted que me está leyendo no pertenece al 80% de la empresa española y su empresa consta de mas de 250 trabajadores y pertenece a un centro de coste de 3 personas en el departamento…ok¡ es usted un privilegiado.

La realidad que vemos nosotros cada día es una empresa con unas ganas terribles de salir adelante, salir de la crisis, conservar puestos de trabajo y crecer, pero una empresa alejada de las grandes palabras como los “couchines”, los “mentonrines” o tantas otras. Viven en una realidad muy alejada de los titulares mediáticos,  donde el departamento lo constituye una persona que por desgracia un día le pasaron de las nóminas al todo y que anda como loca buscando cursos de formación en prevención, en laboral o en formación.

A su vez, hablo desde Navarra, con una capacidad industrial bestial y con un auge en estos momentos que empieza a pronosticar, “brotes verdes”. Lo que observamos es que si introducimos en la empresa pequeñas píldoras formativas, si fomentamos el desarrollo continuo y si, por supuesto, elegimos una formación adecuada a las necesidades detectadas y desarrolladas por un formador, buscado ex profeso, el resultado es que amanecen pequeños brotes verdes de gestión de la formación, como algo generador de resultados empresariales.

Se ha manido en exceso el término formación sin observar o estudiar las necesidades reales de la empresa. La consultora tradicional buscaba vender el curso magistral que diera un beneficio rápido sin buscar la operatividad en el cliente.Nuestra idea es clara observar, preguntar y desarrollar.

Creemos en esta fórmula:  (I+D+I) + Formación / capital humano = Beneficio Empresarial

Estamos en tiempos en los que nos hemos olvidado de las personas y de disfrutar. Cuanta gente disfruta del trabajo o cuantos se divierten. Creamos Izahara de color verde, como una revista, un lugar distinto en el que la gente pueda desarrollarse, esa visión es la que desarrollamos.

¿Por qué seguimos sin gestionar la cultura empresarial y seguimos sin articular, la visión, misión de la empresa?

¿Por qué no pensamos en la necesidades reales del cliente sea interno o externo?

Entendemos que una consultora debe ser y estar dentro del organigrama de la empresa, pensamos que un cliente interno (trabajador) si le vendemos bien la empresa y el lo percibe, la empresa gana en bajada de absentismo, menos rotación  y mejor clima laboral, pensamos que si a un cliente externo (consultora) se le cuenta, percibe la realidad de la necesidad, el proyecto de trabajo será barato y dará el fruto deseado, como es el desarrollo de la gestión de los Recursos Humanos.

Es fácil, transmisión de conocimiento en cadenas de mando, planes de acogida evaluados y seguidos en el tiempo y detección de necesidades. Es fácil, detección de una necesidad, valoración, medición, objetivo a resolver y si no es posible resolverla internamente, se externaliza. Creo que es muy sencillo desarrollar formación. Bueno, no entro en la parte burocrática del departamento de Recursos Humanos, porque creo que es una auténtica pasada, pero como antes decía, somos un departamento no productivo, por lo tanto el capacito de las “leches”.

En Izahara, observamos y vemos la herramienta que es más acorde con el proceso de los RRHH. En ningún momento pensamos en el beneficio inmediato, sino en el crecimiento con el cliente, ofrecemos las herramientas típicas de las bonificaciones del crédito a la formación o los créditos a disposición de entidades de empleo y la vedad, nos divertimos.

La empresa de hoy necesita apuntalar conocimientos básicos en idiomas, herramientas informáticas o algo tan básico como el llamado servicio de atención al cliente. ¿Cuántas empresas conocen ustedes que hagan un buen servicio postventa? Nos basamos en hacer el cliente y una vez hecho, en lo fácil o en lo bonito que es mantener, nos despreocupamos. Cuando sabemos sus procesos internos, de repente, corremos buscando un nuevo pozo de dinero.

Ahora está de moda las bonificaciones, pero ya que tenemos una herramienta perfecta para un uso coherente, en vez de pensar en cómo hago para quitarme el dinero o que una empresa me regale un viaje por hacerlo, porqué no la llenamos de contenido y hacemos un producto realmente bueno. No es más sencillo para todos preciar a la gente que cómo nosotros nos gusta trabajar en la cosa de los humanos y queremos ofrecer productos válidos, eficaces y proveedores de conocimiento, pero como  elementos de desarrollo y vertebrador de la empresa.

En fin, es una idea de Izahara Diseño de Proyectos, una idea divertida, sin mas…

 

José Ramón Villaverde García es Gerente de Izahara Proyectos


El secreto del talento: esfuerzo vs éxito.

El otro día, mientras hacía unas compras en un lugar donde conozco al personal, la dependienta nos comentó que le parecía alucinante (pongo en antecedentes, a su empresa  la ha comprado una multinacional, y a pesar de doblar las ventas, van a despedir a varios) sigo, que le parecía que “con la que está cayendo…” proliferen en nuestra televisión programas sobre el lujo, la buena vida, las mega-casas… suena obsceno. Pues algo parecido me pasa a mi con el talento, el éxito y el esfuerzo.

Si alguien se da un paseo por librerías especializadas en management, alta dirección, recursos humanos, empresa, habilidades directivas,etc.  proliferan los libros en torno a: “Conviértase en una persona existosa en 5 cinco días, El secreto del éxito, Cómo ser exitoso y no morir en el intento”… pero poco o nada se habla del esfuerzo, todavía no hay una corriente, cultura o pensamiento en pos del mismo. Hay toda serie de herramientas, charlatantes y palabrarería en torno al éxito, pero poco o nada se dice del esfuerzo. Baste como muestra nuestro país, en el que se sustituye una cadena de noticias por un reality show; sobran las palabras.

Pero volviendo al tema, sin dar rodeos, mucho me temo que el tan ansiado y anhelado talento que pugnan por lograr los headhunter, técnicos de selección y empresas no se logrará si no se propicia un cambio de mentalidad, de tendencias, de valores, dónde lo importante no es el éxito, considerando éste como una cualidad única y divina reservada a la gracia de unos pocos, sino que lo  valorable es el esfuerzo, el luchar, el hacer, el saber, en resumen el camino, no el fin. Debe ser por eso, que Alemania en previsión de un crecimiento futuro recluta a jóvenes cualificados españoles, otra muestra más de nuestra envidiable gestión del talento.

¿Cabe preguntarse que si una persona no es considerada exitosa, puede no considerarse válida?

¿Todos aquellas personas exitosas hacen bien su trabajo?

¿Podrá considerarse algún día el esfuerzo como valor en sí mismo y no un fin para el éxito?

¿Deberíamos entrenar el esfuerzo?

Y si añadimos estas consideraciones de éxito al campo de los emprendedores, sólo aquellos que tienen éxito son los llamados a “elegir la gloria” o; realmente perdemos valor  y talento al no tener en cuenta el esfuerzo y sacrificio que llevaron a cabo. (Esto daría para algo más que un post). Curiosamente valoramos en demasía el éxito, denostando el fracaso y el esfuerzo como parametros inútiles en la detección del talento de las personas.

En la película “El Secreto de sus Ojos” de Campanella, el protagonista (Ricardo Darín) obtiene una interesante de reflexión de su compañero de juzgado: “todo el mundo tiene una pasión, la pasión es lo único que una persona no abandona”. Extrapolando esta estupenda reflexión al talento deberíamos centrarnos en las pasiones que mueven a las personas, en el esfuerzo que gobierna su vida y no en el éxito efímero, puntual,  que puede llevarnos a error. Buscando el grial del talento nos conformamos con el humo del éxito.


Cómo escribir un currículum médico.

Normalmente estoy acostumbrada a reestructurar, elaborar y ayudar a crear currícula de muy diversa índole, pero en mi experiencia he hecho muy pocos currícula derivados de profesiones sanitarias, en este caso, la de medicina.

Datos personales: No he de mencionar, que los CV no han de encabezarse con la palabra CV y  tampoco hace falta reseñar el apartado de datos personales como si de un formulario se tratase, basta con poner remarcado nuestro nombre e incluir nuestro domicilio, télefono, mail y fecha de nacimiento. En este caso, también podemos añadir nuestro número de colegiación.

Algo así:

JESÚS PIROS DE ESPAÑA

c/Campeones del Mundo, 10 28001  Madrid     91 786 37 28   jpirosespaña@gmail.com

Nacido el 23 de Julio en Sudáfrica                Nº Colegiado 2345

Más tarde el documento se va a estructurar en dos grandes apartados: por un lado los datos referentes a nuestra formación académica y por otro, los referidos a nuestra formación profesional. Por último podemos incluir un apartado incluyendo otros datos, que detallaremos a continuación.

Formación académica/Datos académicos: Está compuesto por nuestro título de licenciatura, datos sobre estudios avanzados, doctorado, máster, postgrados… Su estructura es muy sencilla, fecha de curso, nombre titulación, universidad, lugar. Esta información aparece al principio cuando nuestra experiencia es  menor, cuando nuestra trayectoria profesional es mucho más extensa suele aparecer en primer lugar.

Ejemplo.

2000-2006    Licenciada en Medicina. Universidad de la Vida. España.

Formación profesional /Datos profesionales: Este segundo apartado está dividido a  su vez por varios subapartados tales como: experiencia profesional, publicaciones, ponencias y presentaciones en congresos, investigaciones, formación continuada y asociaciones profesionales. Veamos de qué se componen:

Experiencia profesional: Se estructura de la misma manera que en un CV cronológico o un CV funcional “convencional”. En este caso hemos decidido, describir el cronológico inverso (de los trabajos más actuales a nuestras primeras experiencias laborales): fechas, cargo  ocupado, empresa u hospital, lugar y funciones, responsabilidades del puesto.

Ejemplo:

2007-2009       Médico coordinador. ONG. Haití.

Coordinador de programas de vacunación y prevención. Gestión de equipo médico (8 profesionales a cargo). Elaboración de informes y memorias     médicas, publicación en medios propios.

Publicaciones: Aquellos artículos publicados en revistas profesionales, todos estas menciones seguirán las directrices para la producción de informes científicos y técnicos . Se organizan en orden cronológico inverso.

Ejemplo:

Halpern SD, Ubel PA, Caplan AL. Solid-organ transplantation in HIV-infected patients. N Engl J Med. 2002 Jul 25;347(4):284-7.

Ponencias y presentaciones en congresos: Siguen los mismos pasos que las publicaciones, también se organizan por orden cronológico inverso, y podemos reseñar si bien se trata de un póster, ponencia…Sólo hemos de mencionar aquellos casos en los que hayamos participado activamente.

Investigaciones: Siguen el siguiente esquema: período de investigación, nombre de la investigación y organismo o institución que se encarga de la financiación.

Ejemplo:

2003-2004    Evaluación y condicionantes de la trigonitis en mujeres embarazadas. Fundación Mujer y Salud.

Formación continuada: Aquellos cursos, seminarios que consideremos de interés para el desarrollo de nuestra especialidad, hay  que evitar colapsar el currículum con demasiados congresos o formación superflua. Se articularía así: fecha, nombre curso (evitar poner demasiadas veces la palabra curso), organismo que la imparte, lugar y horas.

Ejemplo:

2008                  Ecografía articular. Escuela Médica. Madrid. 50 horas.

Asociaciones profesionales: Citar aquella asociaciones, colegios  o sociedades de las que se es partícipe.

 

Otro datos: Aquí en este apartado podremos incluir datos sobre idiomas e informática.

Mencionar en último lugar que el CV no se firma. Cabe también un último apunte; aquellos profesionales de la medicina que quieran ejercer su labor dentro de la Unión Europea deberán rellenar un CV Europeo.

Si eres un profesional de la medicina, y quieres que revise tu trayectoria profesional no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Espero que os sea de utilidad.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores